se puede beber el agua pesada

Qué es el agua pesada y cómo saber si se puede beber

¿Qué es el agua pesada? Si alguna vez has oído hablar de ella pero no te termina de quedar claro en qué consiste, si es agua con la que nos encontramos habitualmente, o si se puede beber, este artículo es para ti.

Los elementos químicos suelen tener distintos isótopos. Esto quiere decir que un mismo elemento posee distintas versiones según su composición interna, y eso es lo que le ocurre al hidrógeno presente en el agua pesada. A continuación, te explicamos en detalle esto y mucho más para que conozcas el agua pesada a la perfección.

Qué es el agua pesada o dura

Cuando pensamos en la composición del agua, H2O, estamos hablando, aunque no lo sepamos, de agua ligera. Frente a ella, existe una molécula de composición equivalente en la que, sin embargo, el hidrógeno no está presente en su isótopo más habitual, llamado protio, sino que se sustituye por un isótopo más pesado de este elemento, el deuterio.

Pero, ¿qué diferencias provoca este cambio de isótopo de hidrógeno entre el agua ligera y el agua pesada?

Diferencias entre agua pesada y agua ligera

Cualquier cambio a nivel molecular en una sustancia, como el agua, supondrá variaciones en sus propiedades y características. De esta forma, la presencia de deuterio en el H2O del agua pesada hace que se diferencie del agua ligera:

  • Esta diferencia a nivel molecular implica que el agua ligera tiene un protón y ningún neutrón en su núcleo, mientras que el agua pesada tiene un protón y un neutrón. Aquí se encuentra la diferencia entre los 2 isótopos de hidrógeno y define por qué al deuterio se le considera un isótopo pesado.
  • El agua pesada también tiene un peso molecular mayor que el del agua ligera.
  • El agua pesada es más densa que el agua ligera.
  • El agua pesada es más ácida que el agua ligera.

Además de todas estas diferencias a nivel de sustancia y propiedades, no se deben dejar de tener en cuenta las diferencias que supone el consumo de agua pesada respecto al de agua ligera o corriente. De hecho, el consumo de grandes cantidades de agua pesada puede desembocar en modificaciones bioquímicas importantes en el organismo.

¿Se puede beber agua pesada?

La cuestión en torno al consumo de agua pesada viene motivada en que ésta se encuentra en pequeñas cantidades unida al agua corriente que consumimos habitualmente.

Si bien en una pequeña proporción no tiene por qué tener efectos peligrosos, consumir mayores cantidades de agua pesada lleva a alteraciones celulares debido a la diferente masa de los átomos de hidrógeno respecto al agua ligera.

Entre los efectos que puede provocar un consumo excesivo de agua pesada, se encuentran los mareos debido a la alteración de densidad que provoca en el líquido del oído interno, donde se encuentra el órgano del equilibrio.

Por tanto, la recomendación es que, si bien pequeñas cantidades no suelen suponer un problema, lo ideal es no consumir agua pesada sino agua ligera, y beber agua con el mayor grado de pureza posible. Pero, ¿cómo asegurarnos de que el agua corriente que llega a nuestras casas está libre de impurezas?

Cómo eliminar impurezas y metales pesados del agua

Si bien acabas de comprobar cómo es necesario ingerir importantes cantidades de agua pesada para que se den efectos nocivos, aquí aparece siempre la misma pregunta: ¿Cómo saber que la cantidad de agua pesada que llega a mi vivienda es aceptable?

Al consumir agua del grifo directamente asumimos las impurezas o elementos nocivos que puedan aparecer en su composición. Por tanto, lo mejor para asegurarse de consumir agua corriente de máxima calidad y pureza, es contar con un sistema de ósmosis inversa.

Estos sistemas de purificación se basan en filtros que eliminan aquellos elementos como cal o metales pesados que, si bien no deben formar parte de un agua de calidad, en ocasiones pueden aparecer en el agua corriente.

Con esta información, esperamos haber resuelto tus dudas sobre qué es el agua pesada y la viabilidad de su consumo.