beneficios del agua osmotizada

¿Qué es el agua osmotizada y cuáles son sus beneficios?

¿Qué es el agua osmotizada? Los sistemas de ósmosis inversa no dejan de ganar adeptos, pero son muchos quienes no conocen los motivos tras este éxito, así como las ventajas derivadas de su instalación. Si es tu caso, no te preocupes porque tenemos toda la información que necesitas.

Si aún tienes dudas sobre lo saludable y beneficioso de beber agua osmotizada, este artículo es para ti.

Qué es exactamente el agua osmotizada

Desde hace un tiempo, cada vez es más común oír el término “agua osmotizada”, tanto en restaurantes como en viviendas de familiares o amigos que han decidido apostar por este consumo de agua. Y es que el agua osmotizada no es más que agua filtrada que se libera de partículas nocivas que pueden estar presentes en el agua del grifo. Partículas como el cloro o el plomo, entre otras.

El agua osmotizada se obtiene gracias a un proceso denominado ósmosis inversa. Este consiste en, a través de un dispositivo que se puede instalar bajo el propio grifo, eliminar las partículas peligrosas del agua a través de un proceso físico en el que, mediante una membrana semipermeable, se filtra el agua ya libre de dichas sustancias. Por tanto, es un método sencillo, seguro y libre de químicos.

Cuáles son las propiedades del agua osmotizada

Ya conoces qué es el agua osmotizada, pero, ¿cuáles son las propiedades que marcan la diferencia con el agua corriente?

En primer lugar, y como se deduce de su definición, el agua osmotizada se libera de una gran cantidad de sustancias nocivas y contaminantes. Esto hace, en consecuencia, que sea un agua con un alto nivel de pureza.

Además, es un agua realmente inodora e insípida, no como ocurre en muchas ocasiones con el agua corriente, precisamente por la presencia de las sustancias que la ósmosis inversa retira antes de que el agua salga por nuestro grifo.

6 Beneficios de consumir agua osmotizada

Seguro que ahora que conoces las propiedades del agua osmotizada puedes deducir algunos de sus beneficios. Para que los conozcas más en detalle, aquí te traemos las 6 ventajas más importantes de beber agua osmotizada.

Beber un agua más saludable

Todos sabemos la importancia de consumir agua en el día a día, pero, muchas veces, se nos olvida que no todas las aguas son iguales. Valorar la calidad del agua es tan importante consumirla en el volumen recomendado. ¿Es bueno beber agua osmotizada?

En este sentido, es buenos beber agua osmotizada ya que marca la diferencia al estar libre de cal, cloro y otras sales minerales que se encuentran en exceso en el agua del grifo.

Agua de máxima calidad sin salir de casa

Por otra parte hay quien, precisamente por estas partículas presentes en el agua del grifo, prefiere comprar agua mineral embotellada para consumir agua de mayor calidad. En estos casos, el agua osmotizada permite acabar con ese esfuerzo de trasladar pesadas garrafas, permitiendo además reducir el consumo de plásticos.

Rentabilidad de la inversión

Está claro que instalar un sistema de ósmosis inversa en casa supone una inversión inicial a tener en cuenta. Sin embargo, los consumidores de agua osmotizada ratifican cómo esta inversión se rentabiliza tanto en salud, como económicamente para quien consume agua embotellada. Así como gracias al mínimo mantenimiento que la instalación necesita.

Agua realmente insípida

Son muchos los consumidores de agua corriente que reconocen cómo el agua de sus hogares no tiene el sabor neutro que debería. 

Esto, además de llegar a ser desagradable, se deriva directamente de la presencia de partículas que no deberían estar ahí, y que por tanto también están presentes al cocinar o lavar alimentos. El sabor neutro del agua osmotizada acaba con estos problemas.

Supone un sistema de protección ante el agua corriente

Si bien ya se ha expuesto cómo el agua osmotizada es una opción más saludable que el agua del grifo, se debe insistir en cómo este rasgo supone también una inversión en seguridad y protección. Además de las impurezas que puede contener el agua corriente en sí, el desgaste de las tuberías o cualquier incidencia que pueda empeorar la calidad del agua se previene con la ósmosis interna. De esta forma, es una medida extra de protección.

Instalación adaptable

Por último, los sistemas de agua osmotizada ofrecen la ventaja de poder instalarse en cualquier lugar, tanto bajo el grifo de la cocina como en otras partes de la vivienda. Esto se debe a su diseño especialmente adaptable a espacios reducidos, lo que garantiza su accesibilidad a cualquier espacio.